Arrabal, La Jota y Barrio Jesús piden otra vez la apertura de la Casa Solans para los vecinos de la ciudad

Casa Solans

Fachada de la Casa Solans

  • Las Asociaciones Vecinales vuelven a reclamar el uso ciudadano, cultural y turístico de la Casa Solans tras las declaraciones de ayer del Consejero de Cultura Fernando Rivarés


Finalizado el convenio de colaboración con la ONU firmado a tres bandas por el propio Ayuntamiento de Zaragoza, el Gobierno de Aragón y el Ministerio de Medio Ambiente, encontrándose el edificio vacío y sin usos lo que indudablemente puede ocasionar su deterioro y aunque desde las Asociaciones  llevamos mucho tiempo reclamando un debate para establecer los posibles usos de la Casa Solans, nunca se nos ha escuchado.

En estas circunstancias, nos vemos obligados a plantear este debate de forma unilateral, proponiendo los usos que a nuestro entender deben primar sobre otros, ante la certeza de que se le esté buscando, otra vez, un nuevo uso para la Casa Solans sin contar con nosotros, tal como declaró ayer el Consejero de Economía y Cultura Fernando Rivarés.

Los usos planteados por el consejero de Cultura y manifestados ayer abarcan un abanico de posibilidades desde dependencias municipales sin especificar, como sede de una “entidad cultural de carácter internacional” (sin especificar quien, qué hace y cómo repercute en el entorno) o un instituto vinculado a la Universidad de Zaragoza, sin dar más explicaciones al respecto.  Siendo lo único que ha descartado darle un uso para el barrio, como pedíamos los vecinos.

Dinamización

Desde las Asociaciones de Vecinos Arrabal,  Barrio Jesús y La Jota conocemos que la Casa Soláns esta declarada Bien de Interés Cultural y que los usos están condicionados por el propio edificio, pero vemos indispensable el recuperar la Casa Solans a la ciudadanía. No puede pasar ni un día, ni una hora, ni un minuto más sin que este icono sea disfrutado, visitado y usado por los verdaderos dueños que somos lo vecinos y vecinas de Zaragoza.

Fernando Rivarés, concejal de Cultura

El concejal Fernando Rivarés, en una comparecencia

Por eso tiene que tener un uso claramente ciudadano y vecinal, unido a unos usos sociales, culturales y turísticos que abarquen a todos los agentes sociales del barrio, que sirvan para dinamizar tanto a la Casa Soláns, como al entorno en el que se encuentra, y así mejorar claramente la visibilidad que actualmente posee.

Por todo lo anterior las  ASOCIACIONES DE VECINOS DE ARRABAL, LA JOTA Y BARRIO JESÚS instamos al gobierno de la ciudad a que sean tenidas en cuenta todas y cada una de las propuestas e ideas que estas Asociaciones tiene con respecto a la Casa Solans, para que no vuelva a suceder como en el pasado, en el que nos vimos a obligados a soportar unos usos tan poco vecinales y ciudadanos.

Y en el caso de que se tuviera, bien por parte del equipo municipal o bien por parte de otras organizaciones, alguna propuesta de uso de la Casa Solans, ésta se nos traslade en tiempo y forma para así poder debatirla, discutirla y poder llegar a una toma de decisión consensuada entre todas las partes. Para que se convierta en un equipamiento de referencia para la ciudad y para los barrios de Arrabal, La Jota y Barrio Jesús.  No se trata de un equipamiento de barrio, se trataría de un equipamiento de ciudad enclavado en el barrio y que le aporte singularidad y valor al entorno.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

14 + siete =