El arte urbano de Asalto se convierte en icono del barrio

mural sebas velasco arrabal

El mural de Sebas Velasco en el Arrabal

  • Los tres murales vanguardistas que la muestra ha dejado a lo largo de los últimos años en nuestras calles se han convertido ya en iconos del Arrabal y han transformado el paisaje

Desde hace dos años, el barrio del Arrabal dispone de la presencia de impresionantes murales de Arte Urbano gracias al Festival Asalto. Asalto es el Festival Internacional de Arte Urbano que desde el año 2005 inunda durante varios meses las calles del Casco Antiguo de Zaragoza con propuestas artísticas vanguardistas, participativas e impactantes, desarrolladas in situ por artistas urbanos y colectivos artísticos del panorama nacional e internacional.

mural calle Manuel Lacruz

La obra en la calle Manuel Lacruz

Se trata, por tanto, de una fórmula de interacción global con la ciudad, tanto a nivel urbanístico como social, que año tras año seduce tanto a los artistas y colectivos como a ciudadanos y turistas.

Y es que, gracias a la presencia del Festival Asalto, el Arrabal ha pasado a ser una muestra de arte urbano que propone explorar, descubrir o redescubrir el entorno a partir de actividades artísticas, acciones y experiencias urbanas diferentes. Que transforman nuestro barrio  en un entorno vanguardista, participativo, colorista, amable y culturalmente abierto y activa.

El legado del Festival Asalto en el barrio ya ha dejando tres testigos que sin duda se han convertido en iconos para el barrio y en los primeros testigos que la vanguardia artística también tiene su espacio en el Casco Histórico del Arrabal.

En concreto se han pintado tres murales en la calle Manuel Lacruz, en la plazuela de arranque de las calles Horno y Mariano Gracia.  Estos murales han sido pintados por Sebas Velasco, Pastel y Barome,

Simbolismos y diálogos

Con el trabajo de las puntas de flechas y la flora, se marca una base en el diálogo sobre lo existencial, real, puro y trágico que debe ser el hombre con lo que lo rodea y coexiste. Este mural es obra del artista urbano Pastel, quien indaga a través de simbolismos, historias no muy relatadas, pero que aún se mantienen vigentes en nuevos entornos geográficos con las mismas problemáticas y diferencias socio-políticas.

mural Pastel

El mural de Pastel juega con los simbolismos

El segundo de los murales que dejó Asalto en el Arrabal es obra de Nicolas Barome. Este artista nació en San Juan de la Luz en 1980, se crió en el País Vasco y posteriormente ingresó en la Escuela de Artes Aplicadas de Burdeos, antes de adentrarse en el campo de la ilustración o de crear con sus amigos el colectivo Jeanspezial.  Sus imágenes evolucionan rápidamente después del descubrimiento de técnicas como el grabado, lo que posteriormente tiene un impacto real en la forma de producir sus obras.

Fan del cine y la puesta en escena, y obsesionado con los marcos y las texturas, su mundo es proporcionado, lleno de detalles de gran complejidad y varios niveles de lectura.  Es un artista sin límites, que puede moverse desde los grandes maestros de la pintura clásica a los creadores de Bob Esponja.

El último de los murales del Festival Asalto presentes en este entorno es de Sebas Velasco y evoca un personaje urbano en un entorno de ciudad con la majestuosidad del realismo presente en las obras de Sebas Velasco. Este bilbaíno, master en pintura moderna por la Universidad del Pais Vasco, cuya trayectoria en el mundo del arte urbano está plagada con más de 15 premios nacionales e internacionales, tiene en su haber murales en ciudades de todo el mundo: en países como Túnez, Estados Unidos, Colombia, etc..

Nos ha dejado su obra en el barrio del Arrabal consiguiendo un entorno de arte urbano de primer nivel en el Casco Histórico del Arrabal, que ningún vecino debe perderse y visitar. Aseguramos que la visita a estos murales no deja de sorprender y agradar y genera un nuevo atractivo turístico en el barrio del Arrabal.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

7 − tres =